ป่าสายฝน
22 agosto 2017

Siempre trabajo en proyectos que tienen forma de búsqueda.

En ป่าสายฝน no iba ser así,esta vez sería distinto.

Llegué a un extraño lugar donde solo existía el color verde, yo llevaba una vieja cámara mecánica y una cajita para guardar las cosas importantes. En ella puse el olor a lluvia, el tacto áspero y húmedo del barro, el sabor a soledad, la sombra y la duda, la maldita duda. Guardé esa pequeña caja entre el Tálamo y la Ínsula, aquel era buen lugar.

Olvidé todo para disparar solo desde la intuición. Disparar desde la intuición para después analizar las imágenes y saber que no estaba fotografiando aquel lugar, me estaba fotografiando a mi mismo.

ป่าสายฝน no tiene forma de búsqueda, tiene forma de reencuentro.